21 may. 2009

INOLVIDABLES: NATALIA GINZBURG



Perfil: Natalia Ginzburg
Autora: María Aixa Sanz
Escrito: 21/05/2009


Gracias a ese hilo invisible que en la literatura nos lleva de un libro a otro, de un autor a otro, en una suerte de mágica complicidad y de aventura y descubrimientos seguidos, cayó en mis manos el volumen titulado: ENSAYOS de la italiana, Natalia Ginzburg, publicado por la editorial Lumen, que recoge dos de su libros de artículos: ‘Nunca me preguntes’ y ‘No podemos saberlo’, fue tan agradable el descubrimiento, el placer de leer a esta autora y el saber que estaba ante unos textos que serían releídos infinidad de veces, que me aboque como una loba hambrienta sobre el resto de la obra de Natalia Ginzburg, de esta forma he podido disfrutar de las novelas: ‘Querido Miguel’ (Acantilado) y ‘Léxico familiar’ (Lumen).

Antes de escribir sobre la impresión que me causaron éstas, me detengo en el fantástico libro que es: ‘Ensayos’. Un libro con una prosa vivaz, ágil, limpia y sobre todo sincera, que te regala una dosis de optimismo y cordura y que infunde vigor en el ánimo del lector. ‘Ensayos’ es una aventura fascinante y más satisfactoria que muchas novelas, son artículos de opinión y de expresión, trabajados, elaborados con esmero y seriedad. Ginzburg nos invita a cavilar con las coherentes y nada obsoletas reflexiones sobre la morada que resulta ser nuestro hogar, sobre el proceso de escribir, sobre la muerte, el aborto, la creencia en Dios, la vejez, la pereza, los pequeños y aislados pueblos, la novela, el psicoanálisis, la infancia, las críticas, los valores, la fe, la influencia del arte, la palabra, la piedad, la inteligencia, las razones del orgullo, el mal, el valor y el miedo, el hombre y la mujer, el crucifijo en las escuelas... Siempre desde la perspectiva del individuo como un ente único frente a las generalizaciones o las asociaciones. La mirada de Ginzburg se posa sobre el individuo como el ser singular, solitario y único que es. «Cada ser humano tiene una fisonomía propia y una forma particular de estar en el mundo. Esto es algo obvio, pero parece que se ha olvidado.» ‘Ensayos’ es pues un magnífico libro que será releído y consultado miles de veces puesto que ninguna palabra está escrita en vano, todas tienen su justa medida y su pertinente reflexión que estimula al lector y le encamina a encontrarse o a diferenciarse. Un verdadero placer.

A continuación voy a referirme a la novela que toma la forma de género epistolar, titulada: ‘QUERIDO MIGUEL’ publicada por Acantilado en una traducción de la gran Carmen Martín Gaite. ‘Querido Miguel’ es una obra madura a la que Ginzburg le da un ritmo trepidante al escoger como formato el género epistolar. En un cruce de cartas entre los miembros de una familia y de sus amigos más íntimos conocemos los avatares de ésta durante poco más de un año, sus sentimientos y la diversidad de opiniones de los que la componen, así como del protagonista principal Miguel, nexo de unión entre todos ellos. Escrita en 1973, Ginzburg muestra como la vida ha madurado en su obra y ‘Querido Miguel’ es un conjunto de sinceridad y realismo reflejo de la vida contemporánea. La soledad del individuo es el tema principal, el que va cayendo como gotas con el paso de las páginas. ‘Querido Miguel’, es una espléndida novela, por su desnudez y franqueza. Por la visión siempre certera que Natalia Ginzburg tiene sobre el alma humana. «Te parecerá raro, pero se aferra uno a deseos nimios y extravagantes cuando ya ha dejado de desear nada» (pag. 204) o «Se acostumbra uno a todo. Cuando ya nos hemos quedado sin nada». (pag. 211). Libro triste. Sí. Realista también. Hermoso puesto que la vida siempre es un punto y seguido. No deja tiempo para los puntos y aparte. Puesto que quién deja de pedalear se cae de la bicicleta. Esta reflexión bien podría ser la moraleja de esta pequeña obra. ‘Querido Miguel’ es un compromiso con la vida.

Y para finalizar me adentro en la novela autobiográfica ‘LÉXICO FAMILIAR’ publicada por Lumen y escrita en el año 1963. Ganadora del premio Strega. Es el primero de sus libros que tuvo éxito. ‘Léxico familiar’ es una comedia ligera que nos transporta a las puertas de la infancia de Natalia Ginzburg, y nos deja entrar y formar parte del léxico, argot, lenguaje común que tienen los miembros de su familia.

«Para volver a recuperar de pronto nuestra antigua relación y nuestra infancia y juventud, unidas indisolublemente a aquellas frases, a aquellas palabras. Una de aquellas frases o palabras nos haría reconocernos los unos a los otros en la oscuridad de una gruta o entre millones de personas. Esas frases son nuestro latín, el vocabulario de nuestro días pasados»

‘Léxico familiar’ no es un canto a la familia sino es más bien un canto al territorio común que ocupan y habitan los miembros de una misma estirpe haciendo de la palabra y de los recuerdos su territorio. Un territorio al que poder volver. Natalia Ginzburg con la sinceridad que la caracteriza y su lenguaje limpio y fresco convierte su infancia en una historia novelada cuya lectura es como un soplo de aire fresco.

© MARIA AIXA SANZ



[Cada uno de estos artículos que forman PERFILES han sido todos ellos publicados en numerosos medios de comunicación de Europa y América del Sur; y a la autora le han aportado un cúmulo de satisfacciones tanto en lo profesional como en lo personal. PERFILES, es una sección que reúne los artículos elaborados por la escritora María Aixa Sanz, sobre escritores y escritoras que, sin entrar en la categoría de ensayo propiamente dicho, merecen la pena ser tenidos en cuenta como tales. (Opinión de los editores de Narrativas)]